10 MANERAS DE CELEBRAR SHAVUOT


Israel
por

La fiesta de Shavuot, mejor conocida como Pentecostés, es uno de los eventos más sorprendentes del calendario hebreo. ¿Cómo nosotros, como creyentes, celebramos esta fiesta bíblica hoy?

Los días festivos bíblicos se dividen en dos estaciones: los cuatro días festivos de primavera y los tres días festivos de otoño. Shavuot marca el final de las fiestas de primavera. En tiempos bíblicos, Shavuot también marcaba el comienzo de la nueva temporada agrícola. Se llamaba Jag HaKatzir, que significa «El día de la cosecha». También es conocido por el nombre, «La fiesta de las semanas».

Según la tradición judía, fue durante Shavuot cuando el Dios de Israel prometió a su pueblo en el Monte Sinaí. Los votos matrimoniales se dieron cuando la gente hablaba como una sola, diciendo: «Todo lo que el Señor ha dicho, lo haremos» (Éxodo 19: 8). 
Y el contrato de matrimonio, o ketuvá, fue escrito en la forma de la Torá. En el Nuevo Testamento o Brit Jadashá, el derramamiento del Espíritu Santo sobre los discípulos de Yeshúa también ocurrió en Shavuot (Hechos 2). Este festival, por lo tanto, celebra el verdadero culto bíblico. De hecho, Dios dio tanto la Verdad de Su Palabra (Torá) como Su Espíritu en Shavuot, permitiendo así a su pueblo adorar en Espíritu y Verdad: «Dios es espíritu, y aquellos que lo adoran deben adorar en Espíritu y Verdad» (Juan 4: 24).

La fiesta de Shavuot, junto con el resto de las fiestas de Dios, se llama «tiempo señalado» (Levítico 23: 2). Es un momento especial que Dios nos dijo que recordáramos y celebráramos todos los años, como un aniversario de bodas. Por lo tanto, puede estar seguro de que cuando el pueblo de Dios se reúna para esta celebración especial, el Dios de Israel se mostrará de una manera poderosa. Programó estas citas con nosotros en Su Palabra, y Él nunca las pasa u olvida. La siguiente es una lista de diez maneras en que puede hacer de este increíble día sagrado parte de su vida.

1) Contar el Omer

Una cosa interesante que Dios le dijo a su pueblo que hiciera es contar cincuenta días desde los primeros frutos de la ofrenda que se dio en el momento de la Pascua hasta la fiesta de Shavuot (Levítico 23: 15-16). Esto se llama el conteo del omer. Un omer es una unidad de medida seca igual a una décima parte de un efa (medida seca de medio galón). En tiempos bíblicos, un omer de cebada era llevado al Templo en cada uno de los días previos a Shavuot y luego se mecía ante Dios.

En este momento no hay un Templo físico en Jerusalén, por lo que no podemos ir al Templo y agitar el omer ante Dios como lo hicieron en tiempos bíblicos. Pero todavía podemos contar los días hasta Shavuot. En el judaísmo, es costumbre recitar una bendición hebrea cada noche durante el conteo del omer. Dice así:

Hebreo:  

Baruj ata Adonai Eloheinu Melej ha’Olam asher kid’shanu b’mitzvotav v’tizivanu al sefirat ha’omer

Español:

Bendito seas, nuestro Señor nuestro Dios, Rey del Universo, quien nos ha santificado con tus mandamientos y nos ha ordenado que contemos el Omer.

Además de la bendición tradicional, a algunas personas les gusta hacer un calendario de omer para la familia. Cada noche puede tener un momento especial en el que marca los días y cuenta como familia. Incluso puedes escoger versículos de memoria para que los niños los reciten. Hay muchas formas creativas de cumplir con esta mitzvá.

2) Da una ofrenda al Señor

Tres veces al año se le ordena al pueblo de Dios que venga ante el Señor, y se nos dice que no vayamos con las manos vacías. Shavuot es uno de esas veces:

Tres veces al año, todos tus varones aparecerán ante el Señor tu Dios en el lugar que él elija: en la Fiesta de los Panes sin Levadura, en la Fiesta de las Semanas y en la Fiesta de las Cabañas. No aparecerán ante el Señor con las manos vacías.


(Deuteronomio 16:16)

Una forma de hacerlo sería ofrecer una ofrenda especial a su congregación local, una organización benéfica o un ministerio de su elección que se alinee con el corazón y la visión que el Padre le ha dado. Esta es una forma sencilla de honrar el espíritu detrás de este mandamiento particular en un nivel práctico.

3) Dar una «ofrenda mecida»

De acuerdo con la Torá, debemos traer dos panes para ser agitados como una ofrenda al Señor:

Traerás de tu morada dos barras de pan para ser agitadas, hechas de dos décimas de un efa. Serán de harina fina, y se hornearán con levadura, como primicias para el Señor.


(Levítico 23:17)

Estos dos panes representan los Diez Mandamientos que fueron escritos en dos tablas de piedra. También simbolizan los dos «testamentos» (antiguo y nuevo) que se unen como uno solo. Simplemente haga que el líder de su comunidad, o si usted es el jefe de su hogar, puede hacer esto con su propia familia, agite los dos panes en algún momento durante su propia celebración. Deben ser agitados en todas direcciones ante el Señor como una declaración pública de la provisión de Dios.

4) Bendice a los pobres

En relación con Shavuot, también hay un mandato para dejar los bordes de su campo sin recoger para los pobres:

Y cuando coseches la cosecha de tu tierra, no cosecharás tu campo hasta el borde, ni recogerás los espigones después de tu cosecha. Los dejarás para el pobre y para el peregrino: Yo soy el Señor, tu Dios.


(Levítico 23:22)

Por lo tanto, antes de Shavuot, debes buscar formas de ministrar a los pobres. Por ejemplo, las congregaciones o los grupos de hogares podrían tener una caja de donaciones especial dedicada específicamente para la benevolencia. También puede hacer una colecta de alimentos enlatados o incluso elegir un día para ayudar a su despensa de alimentos local o comedor de beneficencia. Al igual que en Hechos 2, Dios envió a Su consolador, el Espíritu Santo, en Shavuot, debemos ayudar a consolar a los demás.

5) Renueva tus votos matrimoniales

Ya que Shavuot tradicionalmente representa una ceremonia de boda entre Dios e Israel, muchas parejas usan este tiempo para renovar sus votos matrimoniales y volver a comprometerse entre sí y con su Rey. Hay muchas formas creativas de hacer esto, y puede ser tan simple o elaborada como quieras. Puede hacer todo lo posible para tener una gran «celebración de bodas» o simplemente reunir a sus hijos y amigos en su sala de estar para ser testigos, mientras usted y su cónyuge recitan sus votos matrimoniales.

6) Lee el libro de Ruth

Durante la temporada de Shavuot, es costumbre leer Megilat Rut, o el Libro de Ruth. En la Biblia, Rut era una mujer moabita que amaba tanto a su suegra hebrea, Noemí, que cuando murió el esposo de Rut, ella decidió formar parte del pueblo de Dios y seguir al Dios de Israel. Este libro se lee durante Shavuot porque la historia tiene lugar durante la temporada de cosecha, y también porque el «injerto» de Ruth al pueblo de Israel nos recuerda el primer Shavuot cuando Israel aceptó al Señor y se convirtió en Su pueblo en el Monte Sinaí.

Como seguidores del Mesías, el libro de Rut también nos recuerda nuestra propia aceptación del Mesías Yeshúa por el cual nos convertimos en «conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios» (Efesios 2:19).

7) Decora tu hogar y congregación.

Otra tradición divertida es decorar tu hogar o congregación con verdes y flores frescas. Esto sirve como un recordatorio de la sabiduría y el carácter de Dios contenidos en la Torá dada en Shavuot, y de cómo es un «árbol de la vida» para aquellos que se aferran a ella (ver Proverbios 3:18). Los niños también pueden hacer collares y brazaletes de flores y usarlos durante la celebración.

8) Tener un bautismo comunitario.

Muchos creyentes celebrarán un bautismo comunitario como parte de su celebración. Esta ceremonia simboliza la muerte, sepultura y resurrección del Mesías Yeshúa. Cuando nos bautizamos, estamos ilustrando nuestra identificación con el Mesías: ser enterrados con Él al ser sumergidos en el agua y resucitar con Él cuando salimos del agua.

¿No sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Mashiaj Yeshúa, fuimos bautizados en su muerte? Por tanto, fuimos sepultados con él por bautismo en la muerte, para que, así como Cristo fue resucitado de la muerte por la gloria del Padre, también nosotros pudiéramos caminar en la vida nueva.


 (Romanos 6:3-4)

El bautismo también simboliza el arrepentimiento: dejar atrás nuestra vida anterior y convertirnos en una nueva creación (2 Corintios 5:17). Es una declaración pública de nuestro compromiso con Yeshúa y una vida dirigida por el Espíritu y la Verdad.

9) Mantener un día de descanso.

Shavuot es un «alto Shabat». Al igual que el Shabat semanal regular, es un día de descanso en el que no debemos hacer ningún trabajo regular. También es una «santa convocación» (Levítico 23:21). Por lo tanto, si es posible, haga todo el esfuerzo por ser parte de una congregación de creyentes de ideas afines en Shavuot. Si no hay una congregación en su área local, y simplemente no puede viajar a una, reúnase con un pequeño grupo de familiares, amigos o tal vez su grupo de estudio bíblico para honrar al Padre en este día muy especial.

Este debería ser un día de alabanza y adoración a nuestro Rey. Es un día en el que se nos ordena «regocijarnos» (Deuteronomio 16:11). Entonces, ya sea que estés solo, en un grupo pequeño o en una congregación más grande, celebrar Shavuot es bueno no solo para tu alma, sino que también une al pueblo de Dios para adorar a nuestro Rey.

10) Comer buena comida!

Es costumbre comer productos lácteos durante Shavuot, como el pastel de queso y el helado. ¿Por qué? Porque Dios sacó a su pueblo de Egipto para llevarlos a una “tierra que fluye leche y miel” (Éxodo 3: 8-17). Por lo tanto, comer productos lácteos conmemora la dulzura de la nueva vida que tenemos ante nosotros cuando Yeshúa regresa y nos lleva a todos a Su Reino.

¡Jag Shavuot Sameaj!
¡Feliz Shavuot!

Autor: David Wilber
Traducido por. Israel Huamán

Israel

Web designer y amante de la Fotografía, no solo creo en Dios, sino LE CREO A DIOS, alegre, easygoing, despistado y muchas cosas mas... Pero sobre mi no importa, TODO es sobre Yeshúa HaMashiaj.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *