03. LEJ-LEJÁ | SAL DE TI MISMO

03. LEJ-LEJÁ | SAL DE TI MISMO

INTRODUCCIÓN

Cuando leemos y estudiamos la Biblia, vemos en sus narraciones claramente que, Di-s es Di-s, que lo que hace tiene sentido, tiene sus razones y propósitos, sus descripciones, sucesos y detalles asombran nuestro entendimiento y comprensión. Esto confronta nuestra cosmovisión de la vida, considerar la diferencia entre el mundo cambiante e inestable que conocemos, con la realidad de Di-s, que no cambia ninguna de sus leyes, sus obras, ni sus palabras ni sus promesas. Que todo lo que hizo, hace y hará, no solo es por el tiempo sino más allá del tiempo, para la eternidad. Esto nos debe traer paz, al saber que todo lo que paso, pasa y pasará está bajo su conocimiento y control de Di-s, del Todopoderoso, que todo lo que sucede sirve dentro de sus propósitos y nos servirá también a nosotros, para que confiemos en El y podamos surgir airosos, si hacemos lo que Él nos ha mandado hacer y que debemos hacerlo con nuestras capacidades.

DI-S LLAMA A ABRAHAM.

Di-s llamo a Abram y le prometió grandes cosas a nivel mundial. (Ge. 1:2-3)

Y Di-s fue cumpliéndolo a cada paso en la vida de Abram.

Sin embargo, Abram no fue perfecto en su caminar.

  • Se alejó del lugar donde Di-s lo llevo, y descendió a Egipto,
  • Mintió dos veces a dos autoridades,
  • Arriesgo a su esposa al adulterio, por egoísta: a Faraón y fue reprendido por un pagano y salió callado avergonzado sin decir nada,
  • Tuvo un hijo con la sierva de su esposa y trajo el gran problema que dura miles de años hasta hoy con sus descendientes.

Pero H’Shem no lo deshecho del llamado, ni le quito sus promesas. En su caminar, Di-s lo llevo a diferentes etapas de su vida. Su fe, crecía con cada prueba que Di-s lo hacía enfrentar.

  • A los 70 años empezó una nueva etapa de vida, en Harán.  Gen.11:29-31
  • A los 75 años, entro a la Tierra prometida. Gen. 12. Llegó a Siquem y H’Shem se le apareció, e hizo un altar a H’Shem. Al llegar entre Betel y Hai, hizo tres cosas: planto su tienda, edifico un altar, e invoco el Nombre de H’Shem.
  • A los 85 años recibió la promesa de ser padre. Gen. 15
  • A los 99 años se circuncido Gen. 17
  • A los 100 años fue el padre del hijo de la promesa. Gen. 21
  • A los 133-136, años hizo su última ofrenda Yitjzak. Gen. 22
  • A los 137 años quedo viudo. Gen. 23
  • A los 175 años murió. Gen. 25

Abraham pudo ver en su vida que Di-s cumplía sus promesas. Pero no pudo verlas todas porque no vivió suficiente para ello.  Las promesas de Di-s son mayores y mejores, son asombrosas que se prolongan hasta la eternidad, por eso no podemos entenderlas, ni tomarlas todas, pero son reales y dispuestas para los que las creen. Esta escrito:

Ga 3:14 “Para que en el Mesías Yeshúa la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu”

Ef. 1:13 -14 “fuimos sellados con el Espíritu Santo de la promesa que es la arras de nuestra herencia, hasta la posesión adquirida:”

Rom. 8:32 “El que no escatimo ni a su propio Hijo, sino que lo entrego por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con Él todas las cosas?

DI-S NO LLAMO A LOT

Aunque Di-s no llamo a Lot, este salió con Abram, pero Di-s usó a este “intruso”. Esto siempre lo encontramos de una u otra manera en el caminar del justo, como un aliciente, a elegir siempre la voluntad de Di-s, tener siempre el contraste entre la voluntad de Di-s y los deseos de la carne.

¿Que hizo la diferencia entre la salida de Abram y la salida de Lot?

Abram hizo Lej-Lejá, dejo todo su entorno. En cambio, Lot no, él no dejo nada, sino salió, pero para salir a su nuevo futuro “se aseguró” con Abram,

Él también quería ser grande, tener una gran nación, un gran nombre, una gran familia, y ser bendición a las naciones. Pero su corazón no estaba dispuesto a dejar nada de sus intereses personales. Mientras caminaba con Abraham el prosperaba y se hacía rico como su tío, y cuando se hizo rico, las riquezas de Abraham le estorbaban, tanto hasta pelear por causa de sus pertenencias. (Gen. 13:5-6)

Lot buscó más y mejores cosas que sus ojos le atraían. Los valles hermosos y prósperos de Sodoma y Gomorra. Aunque la gente de aquellas ciudades eran malvadas y pecadoras, Sin embargo, Lot se acercaba más hasta vivir entre ellos. (Gen. 13:11-13)

ENTRE ABRAHAM Y LOT

¿Por qué Di-s llamó a Abraham y no a Lot?  Entre varios motivos que podamos encontrar está el principal de todo:

  1. Abraham era la puerta que Di-s abría para introducir al redentor de todas las cosas, al Mesías al Hijo de Di-s, porque el Mesías sería venido de la simiente de Abraham. Gal 3:16 Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Mesías”
  2. Porque Abraham sería fiel al mandato de Di-s, él mandaría a sus hijos y descendencia que guarden todos los mandamientos, juicios y preceptos que Di-s había mandado. Gen. 18:19 Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Adonai, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Adonai sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él”La obediencia a las leyes de Di-s, es la garantía de que la promesa de Di-s se cumpla.
  3. Que a través de Abraham vendría las multitudes de generaciones porque“H’Shem busca una descendencia para Él” (Mal. 2:15) generaciones que sean eterna y celestiales, como las estrellas del cielo Gen. 15:5 y como el polvo de la tierra, Gen. 13:16, “como la arena del mar”

 

Cuando vino el tiempo señalado por Di-s, (Gal. 4:4) vino El Mesías Yeshúa, El Hijo de Di-s, para cumplir el propósito que Di-s había determinado, El también llamó a sus discípulos, y entre ellos a Judas de Keriot, o Judas Iscariote, que, a pesar de nuestra comprensión, Judas tuvo la oportunidad que todos tuvieron, para obtener los mismos beneficios que El Mesías prometió, si hubiera rendido su vida como los que son llamados, Aunque no hizo este requisito, Di-s lo usó para que su propósito se cumpliera ampliamente.

LAS RAZONES DE LOT Y DE JUDAS.

Todos los discípulos hicieron Lej-Lejá, dejaron las razones y propósitos de sus vidas por seguir el llamado del Señor y sus promesas, pero de Judas no encontramos que haya dejado algo.

Quería ser bendecido como Abraham, no era malo, la invitación es amplia,

La motivación de Lot era sumar todo de Di-s a sus intereses, nunca hacer lo que Di-s quería. Para Judas, Yeshúa sólo era su Maestro, nunca su Señor.

Mientras tenía poco le convenía estar al lado de Abram, y cuando se enriqueció lo dejo por más.

La ambición de Lot lo arrastró a lo perverso y se introdujo más en ese mundo. Judas fue invitado a renunciar, pero no quiso hacerlo, se hundió más con el bocado de pan.

Al final Lot quedo sin nada de lo que buscaba en su vida. Judas terminó ahorcándose solo y deshecho en un barranco.

 

Abraham era un hombre que enseñaría a sus hijos después de sí, a caminar en los caminos del Señor. Gen. 18:19, 26:5

Noé nunca enseño a sus hijos este camino, se embriago solo y no compartió con su familia.


Parashot Recientes

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: