46. EKEV - CONSECUENCIAS
0
1169

46. EKEV – CONSECUENCIAS

Parash√°:¬† ¬† ¬† ¬†EKEV¬†– ¬ęTal√≥n o Consecuencias¬Ľ

Torá:             Devarin 7:12-11:25

Haftará:       Is 49:14-51:3

Los Escritos Mesiánicos:  Mt 4:1-11;  Lc 4:1-13; Stgo 5:7-11

 

INTRODUCCI√ďN

El texto en menci√≥n tambi√©n se encuentra en Lv. 26.3‚Äď13; Dt. 28.1‚Äď14.

 

12Y por haber o√≠do estos decretos y haberlos guardado y puesto por obra, Jehov√° tu Dios guardar√° contigo el pacto y la misericordia que jur√≥ a tus padres.¬†13Y te amar√°, te bendecir√° y te multiplicar√°, y bendecir√° el fruto de tu vientre y el fruto de tu tierra, tu grano, tu mosto, tu aceite, la cr√≠a de tus vacas, y los reba√Īos de tus ovejas, en la tierra que jur√≥ a tus padres que te dar√≠a.¬†14Bendito ser√°s m√°s que todos los pueblos; no habr√° en ti var√≥n ni hembra est√©ril, ni en tus ganados.¬†15Y quitar√° Jehov√° de ti toda enfermedad; y todas las malas plagas de Egipto, que t√ļ conoces, no las pondr√° sobre ti, antes las pondr√° sobre todos los que te aborrecieren.¬†16Y consumir√°s a todos los pueblos que te da Jehov√° tu Dios; no los perdonar√° tu ojo, ni servir√°s a sus dioses, porque te ser√° tropiezo.

 

Es interesante notar esta palabra Ekev que se traduce como Talón, la parte inferior del cuerpo humano, porque de una manera tópica, se refiere con el andar obedeciendo los Mandamientos de H`Shem, y esta manera didáctica lo vemos en diversos textos.

En Devarin 6:8b,¬†‚ÄúEstar√°n como frontales entre tus ojos‚Ä̬†nos habla de los Tefilim que deben ser puesto en la cabeza frente a los ojos, para dirigir nuestra vida con los mandamientos del Se√Īor.

En Bamidbar 15:37:41 nos manda colocarnos en el Talit los Tzit tzi para recodar los mandamientos del Se√Īor para hacerlos.

Y Aquí en Devarin 7:11 Ekev, en el Talón, que aunque sea la parte baja del cuerpo humano y oculto, es lo primero del cuerpo que se pone en el camino para andar.

Tambi√©n Ekev se traduce entre otras palabras como¬†‚ÄúConsecuencia‚ÄĚ

Algo as√≠ como¬†‚Äúpor cuanto has obedecido yo tambi√©n hare‚ÄĚ

 

Leemos entonces:

v.12.¬†Y por haber o√≠do, estos decretos, y haberlos guardado y puesto por obra‚ÄĚ

Esto era la demanda de H’shem que Israel deb√≠a hacer:

‚Äúo√≠do‚ÄĚ, ‚Äúguardado‚ÄĚ, ‚Äúpuesto por obra‚Ä̬†¬†oir, guardar y poner por obra. Esto es todo un proceso a seguir que incluye reconocer que es dicho de Di-s, aceptarlos y obedecerlos,

Si entendían bien esto y lo hacían podían confiar que H`Shem haría lo suyo:

‚ÄúGuardar su pacto‚ÄĚ, ‚Äúsu misericordia‚ÄĚ, ‚Äúsu juramento a nuestros padres¬†Abraham, Ytzjak y Yaackov‚ÄĚ

Guardara su pacto. Esta palabra tiene dos aseveraciones,

  1. Aquel pacto que tenía con los padres. Por la relación íntima de amor que tenía con ellos.
  2. Por la relaci√≥n que se estableci√≥ al hacer Pacto con los descendientes de estos padres en el Monte Sina√≠. H`Shem estaba comprometi√©ndose con Israel fuertemente. Dice en Devarin¬†(Dev, 4:3): ‚ÄúY por cuanto √©l am√≥ a tus padres, escogi√≥ a su descendencia despu√©s de ellos, y te sac√≥ de Egipto con su presencia y con su gran poder‚Ä̬†7)

 

Su misericordia,¬†Jhvh rescat√≥ a Israel de Egipto por causa de su fidelidad y de su misericordia (v. 9). La palabra¬†fiel¬†procede de la palabra heb. ‚ÄúEmuna‚ÄĚ fe, que traducen ambien en castellano por ‚Äúam√©n‚ÄĚ. Esta palabra significa ‚Äúfirme‚ÄĚ y representa la fidelidad de Di-s al cumplir sus promesas.

La palabra¬†misericordia¬†(hetzed¬†) significa una actitud de lealtad de una persona hacia otra que est√°n unidas por medio de una relaci√≥n especial. La¬†hesed¬†de Di-s por Israel indica que la fidelidad de H`Shem hacia su pueblo emana de la relaci√≥n establecida por medio del pacto.¬†(Devarin¬†7:8)¬†‚Äúsino por cuanto Jhvh os am√≥, y quiso guardar el juramento que jur√≥ a vuestros padres, os ha sacado Jhvh con mano poderosa, y os ha rescatado de servidumbre, de la mano de Fara√≥n rey de Egipto‚Ä̬†

(Devarin 23.5)¬†‚ÄúMas no quiso Jhvh tu Di-s o√≠r a Balaam; y Jhvh tu Di-s te convirti√≥ la maldici√≥n en bendici√≥n, porque Jhvh tu Di-s te amaba‚ÄĚ

            La fidelidad de Jhvh se relacionaba con la promesa del Decálogo (5:9,)

Su juramento, esta tiene que ver con el que hizo a sus padres que fueron la base para hacer pacto con ellos. Antes que existiera el pueblo de Israel.

 

 Esta es la consecuencia divina que incluían los siguientes beneficios:

  • Te amara, ¬ŅReci√©n los amara? No significa eso, es que se manifestara su amor en forma presente y latente en la vida de ellos, hasta que hubiera en ellos la misma actitud que tuvieron sus padres, Fe, obediencia, y amor para con H`Shem.
  • te bendecir√°, Ver√≠an mayores bendiciones y bondades especiales en todas las √°reas de la vida de ellos, mayores que las maravillas que vieron todos cuando los saco de la esclavitud de Egipto.
  • te multiplicara.¬†Esto ser√≠a la consecuencia normal a una vida integrada por, la voluntad de Di-s que reun√≠a las condiciones que H`Shem ped√≠a. Multiplicarse como las estrellas del cielo y como la arena del mar, y polvo de la tierra.
  • Bendecir√° sus frutos, Otra de las consecuencias de la obediencia de Israel es la fertilidad de cada israelita, de los animales y de la tierra (v. 13). El grano, el vino y el aceite aparecen en 11:14; 12:17; 14:23; 18:4 y 28:51 como bendiciones de Jhvh, Aunque muchos israelitas cre√≠an que estas bendiciones ven√≠an de Baal (Ose. 2:5, 8) y Astarte, el dios y la diosa de los cananeos.
  • en la tierra que te juro databa dirigi√©ndolos a la tierra prometida, promesa segura pero tambi√©n animarles a seguir en el lugar donde deb√≠an estar. Las bendiciones estar√≠an en el lugar donde El quer√≠a que est√©n donde las bendiciones fluir√≠an.

 

¬ŅQu√© sucede ahora con la tierra prometida que ahora la habitan los israel√≠es?

Hay un problema ahora con la Tierra de la Promesa. Las dimensiones que H’Shem les se√Īala en (Bershit 15:18-21; Devarin 11:24)¬†Todo lugar que pisare la planta de vuestro pie ser√° vuestro; desde el desierto hasta el L√≠bano, desde el r√≠o Eufrates hasta el mar occidental ser√° vuestro territorio‚Ä̬†Hoy despu√©s de siglos estos lugares comprenden las naciones antisemitas que odian a Israel y que la atacan constantemente.

 

¬ŅC√≥mo se cumplen hoy estas promesas con los creyentes en el Mes√≠as que no son jud√≠os y que viven fuera de la tierra prometida?, ¬Ņfuncionan estas bendiciones de hace 3,500 a√Īos para los creyentes ahora?¬†¬†¬ŅC√≥mo se aplican?

Lo primero es considerar el contexto del pasaje, para aclarar varios puntos:

  1. ‚ÄúGuardara El Pacto de Di-s con nuestros padres‚ÄĚ Ese pacto era basado con los Patriarcas Abraham, Ytzjak y Yaakov, estando en Canaan, cuando no exist√≠a la Tora. 500 a√Īos antes de estar en los Campos de Moab. Pero que eran el origen para el pacto con Israel en el Sina√≠.Sha√Ļl dec√≠a, que el pacto de la Ley no anulaba las promesas hechas a Abraham.¬†¬†Galt 3:17; Tampoco la fe anula la Ley Ro 3:31.
  2. “Su Misericordia que es permanente la que prevaleció en esos momentos cuando H`Shem hizo su juramento a nuestros padres. Era inalterable y se manifestaría a Israel si Israel continuaba su obediencia al pacto. De manera que la misericordia de Di-s no estaba basado en el Pacto con Israel sino de Di-s mismo con los padres.
  3. Las misericordias de Di-s¬†no tiene lugar espec√≠fico ni se limita a ello. As√≠ fue cuando H`Shem le hizo promesas a Abraham estando en Hur de los Caldeos, Luego en el camino a la tierra prometida, luego al pueblo en el desierto. As√≠ tambi√©n su misericordia llega hasta nosotros hoy, fuera de la tierra de Israel, A su pueblo por medio del Evangelio de Yesh√ļa el Mes√≠as jud√≠o.
  4. En cuanto a la tierra de Israel, aunque actualmente Israel con limites peque√Īos, prof√©ticamente ser√° pleno, cuando el Mes√≠as reine. En el libro del profeta Abd√≠as 17-21 nos menciona que ser√° tomado todo el territorio que H`Shem les prometi√≥. Incluyendo los que viven en Sefarad (Sefarad nombre antiguo de lo que ahora es Espa√Īa) La poblaci√≥n israelita ser√° muy grande para ocupar el lugar mas grande.
  5. Funcionan aun para los hijos de la promesa en el Mes√≠as Yesh√ļa, ‚ÄúPorque todas las promesas en Yesh√ļa son Si y son Amen. (2Co 1.20)Si estamos viviendo bajo su promesa y bendici√≥n y su reino en nuestros corazones entonces Bendiciones espirituales y celestiales y tambi√©n materiales, habr√° en nosotros.

v.16¬†¬†‚Äúno los perdonara tu ojo, ni servir√°s a sus dioses , porque te ser√° tropiezo‚ÄĚ.

Esto se refiere a todos los pueblos, que no son del pueblo elegido, aquellos que no tienen al Se√Īor y sus promesas, los que no quieren nada de Di-s, los que no aceptan las condiciones. Esto puede referirse a personas individual, o como a grupos humanos. Si no quieren no pueden recibir los beneficios.

Cuando Yesh√ļa oro en el Getseman√≠, antes de ir a la cruz¬†¬†pidi√≥ al Padre asi:¬†‚Äúyo ruego por ellos, no ruego por el mundo‚Ä̬†(Jn 17:6-18)¬†¬†m√°s para asegurar en esta oraci√≥n su ruego por otros agrega las mismas cosas por los que son llamados a la salvaci√≥n diciendo:¬†‚ÄúMas no ruego solamente por √©stos, sino tambi√©n por los que han de creer en m√≠ por la palabra de ellos,21para que todos sean uno; como t√ļ, oh Padre, en m√≠, y yo en ti, que tambi√©n ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que t√ļ me enviaste‚Ä̬†(Jn 17:20-21) Hay una l√≠nea de escogidos.

 

Esta oraci√≥n nos deja claras definiciones en nuestros tipos de juicios. Esto nos protege de nuestras formas y niveles de juicios con las personas para que no nos equivoquemos.¬†¬†La sensibilidad nuestra por causa de las bendiciones nos puede sensibilizar con las malas costumbres de aquellos que no conocen al Se√Īor. y consintamos en su pecado.,

 

¬ŅQu√© har√≠a Yesh√ļa? El nos da un ejemplo con la mujer ad√ļltera no la condeno, pero tampoco le acepto su mala forma de vida, la fortaleci√≥ al decirle¬†‚Äúvete y no peques m√°s‚Ä̬†su gracia la levanto. Aplico la ley y su gracia.

Seg√ļn la ley deb√≠a morir apedreada, seg√ļn la ley deb√≠an hacerlo los justos y limpios, seg√ļn la ley ninguno pod√≠a, seg√ļn la ley todos eran condenados.

Pero Yesh√ļa mostro su gracia y confirmo la ley al decirle¬†¬†‚Äú¬ŅDonde est√°n los que te acusan? ¬ŅNinguno te condeno? Ella dijo ninguno Se√Īor.

El le dijo ¡Ni yo te condeno! Eso era amor y gracia, pero agrego también,

¡Vete y no peques más!  Y eso era gracia y poder para vivir de nuevo libre

Share

Other Sermons In This Series

Deja un comentario