24. VAYIKRA / Y LLAMÓ

24. VAYIKRA / Y LLAMÓ

PARASHÁ:
Levítico 1:1-5:26 [6:7]

TANAJ:
Isaías 43:21-44:23

BRIT JADASHÁ:
Romanos 8:1-13;
Hebreos 10:1-14; 13:10-16

 

INTRODUCCIÓN

EL libro de Vayikra empieza así: 

“Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando alguno de entre vosotros ofrece ofrenda a Jhvh, de ganado vacuno u ovejuno haréis vuestra ofrenda”

Y en el capitulo 7: 37-  dice:

Esta es la ley del holocausto, de la ofrenda, del sacrificio por el pecado, del sacrificio por la culpa, de las consagraciones y del sacrificio de paz, 38la cual mandó Jhvh a Moisés en el monte de Sinaí, el día que mandó a los hijos de Israel que ofreciesen sus ofrendas a Jhvh, en el desierto de Sinaí.

 

El libro de  Vayikra / Levítico presenta claramente ciertos atributos de Di-s que son fundamentales saberlo y también reflejan en contraste la naturaleza humana frágil necesitada de la Gracia y misericordia de Di-s.

1.   La santidad de Di-s.

      Con su énfasis en la purificación, y la expiación del pecado, resalta el carácter de Di-s como un Di-s santo. Grandes habían de ser los preparativos para entrar a la presencia de Di-s, porque Di-s es santo.  El hombre ante Di-s es un pecador necesitado del poder de Di-s para ser limpiado.

2.   El monoteísmo.

      Reconoce un Di-s, y ninguno más. Las ofrendas tenían que ser hechas a Jhvh (1:2).
La santidad de Jhvh es la que ha de servir de ejemplo (19:2; 20:7).
El culto a Moloc es especialmente condenado.

3.   La presencia de Di-s con su pueblo.

      Esta idea se expresa mejor en el simbolismo del tabernáculo, éste representaba la presencia de Di-s con su pueblo.

La palabra hebrea para el sacrificio, Corban – ofrenda, se podría traducir como “algo trajo cercano”, podría ser traducido como “regalo”. Los israelitas tenían que ver los sacrificios como regalos que podría traer a Di-s. A la luz de esta definición nos encontramos con un problema.

¿Qué regalo se le puede dar al Di-s que ya lo tiene todo?  El nunca cambia, es el mismo ¿Qué sacrificio desea Di-s?

Es difícil de comprar un Di-s que tiene todo. El libro de Levítico nos abre un registro de regalos para ofrendar. En estos primero siete capítulos nos describen varias ofrendas y sacrificios:

1.      Olá – Ofrenda de ascensión, u holocausto. Levítico 1:1-17; 6:8-13 (6:1-6 heb.).

2.      Minjá – Oblación, Levítico 2:1-16; 6:14-18 (4:7-11 heb.).

3.      Jatat – (Sacrifico) de pecado, Levítico 4:1 – 5:13; 6:24-30 (6:17-23 heb.).

4.      Asham – (Sacrificio) de culpa, Levítico 5:14 – 6:7 (5:26 heb.); 7:1-10.

5.      Miluim – (Ofrendas) de consagración (plenitudes), Éxodo 29:1-37; Levítico 6:19-23 (6:12-16 heb.).

6.      Shlamim – (Ofrendas) de paz, Levítico 3:1-17; 7:11-36.

 

EL HOLOCAUSTO

 Las ofrendas de Holocausto debían ser presentados por los hombres de diferentes niveles sociales, El rico traía un becerro, el mediano traía un cordero o una cabra, pero el pobre traía dos palomas, y para otras ofrendas, el más pobre que no tenía nada traía harina

Esta ofrenda servía también como una expiación, aunque era diferente de la ofrenda por el pecado o por las ofrendas de paz.  

H´Shem espera que cada uno le dedique un holocausto, ¿Porque?

El holocausto era una demostración a Di-s de su gratitud a la bondad de Di-s para con el oferente, Era darle a Di-s más que una especie de obligación por algún favor recibido de Di-s. Esta ofrenda sería totalmente quemada, de esta nadie podía comer alguna parte, absolutamente todo del animal deba ser consumido por el fuego, en olor grato a Di-s. Cualquiera de los cuadrúpedos era igual el procedimiento a excepción de las aves, que debían quitársele las plumas y el buche.

 

¿Cuándo se daba un holocausto?

  • De su voluntad, en cualquier ocasión, no era una obligación o exigencia. Pero si quería hacerlo debía tener requisitos:
  • Debía ser macho perfecto sin ningún defecto, este animal significaba la abundancia por medio de él se multiplicaban y por eso era el más caro de los animales.
  • Llevarlo a la puerta del tabernáculo y hasta matarlo,
  • Ver que los sacerdotes lo partan y lavarlo y quemarlo sobre el atar en olor grato. Esto demandaba que la acción debía ser agradable a Di-s y también verter sobre ellos las especies aromáticas, como la sal, el vino, el aceite.

El pueblo de Di-s debe ofrendar, aun en medio de grandes necesidades y profunda pobreza. Ejemplos son la viuda de Sarepta y los creyentes de Macedonia. Di-s espera la ofrenda de su pueblo como expresión de alabanza, agradecimiento, adoración, alegría y aceptación de que somos sus mayordomos. Di-s acepta la ofrenda de su pueblo. Di-s se agrada de la ofrenda de su pueblo (1:2, 17). Di-s no demanda más de lo que uno puede hacer. El reconoció y aceptó la ofrenda por su verdadero valor, el que procede del corazón de la persona.  p 45 

El énfasis de sin defecto es ofrecer algo que le cuesta al adorador. Malaquías les condenaba porque ofrecían animales sin valor (Mal. 1:8, 13)

 La muestra más clara la hizo Yeshúa el Mesías por nosotros:

8sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19sino con la sangre preciosa de Mesías, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,”  1Pd 1.18-19

 

 1:7-8 “Y los hijos del sacerdote Aarón pondrán fuego sobre el altar, y compondrán la leña sobre el fuego Luego los sacerdotes hijos de Aarón acomodarán las piezas, la cabeza y la grosura de los intestinos, sobre la leña que está sobre el fuego que habrá encima del altar”

Y los hijos del sacerdote Aharón pondrán fuego en el altar, y colocarán leña sobre el fuego.”

El fuego es una clase de energía. Para que un sacrificio sea aceptable tiene que ser dado con gozo, entusiasmo, con un fuego en el corazón, que es el fuego del amor, como está escrito en Cantar de los cantares 8:6-7:

Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo; Porque fuerte es como la muerte el amor; Duros como el Seol los celos; Sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama. Las muchas aguas no podrán apagar el amor, Ni lo ahogarán los ríos. Si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor, De cierto lo menospreciarían

Esto nos enseña que Yeshúa murió con gozo y con un fuego de amor en su corazón. Esto también se ve en el Salmo 118:24 que Él cantó en el día cuando murió, cf. Mateo 26:30. Lo mismo pasó con la akedá, atadura, de Yitsjak; tanto Avraham como Yitsjak estaban gozosos en sus corazones en el momento del sacrificio, cf. Génesis 22. Los sacrificios sólo son aceptadas cuando está el fuego del gozo y el amor en el corazón. Por esto no se podía ofrecer vino sin alcohol en el templo, tenía que ser fermentado, tenía que tener “fuego”, cf. Números 28:7.

1:8    “Luego los sacerdotes hijos de Aarón acomodarán las piezas, la cabeza y la grosura de los intestinos, sobre la leña que está sobre el fuego que habrá encima del altar;

 Ofrecen poco a poco

No se ofrece todo el animal en un solo momento, sino poco a poco, según sus cortes. Esto implica que hay cortes específicos propios del animal. De la misma manera, cuando hay una entrega total del ser humano, HaShem va reclamando poco a poco de él para que sea consagrado para el uso exclusivo de Él.

Lo primero que se ofrece del animal, a parte de la sangre, es la cabeza. La primera letra del alfabeto hebreo es la alef, que significa “cabeza de toro”, “uno” y “lo primero”. Así que lo primero que se da es la cabeza. La cabeza del toro representa la mente del hombre, que es lo que primero hay que entregar a HaShem para ser quemada, como está escrito en Romanos 12:1-2:

1Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. (de la cabeza)2No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”

 

¿Shaliaj Shaul nos está pidiendo la construcción de altares y literalmente sacrificarnos sobre ellos? Por supuesto no.

Él está usando el lenguaje sacrificial como una ilustración de la obediencia. Él nos insta a dejar a un lado nuestra voluntad obstinada, nuestra carne y nuestro ego independiente, egocéntricos y obligarlos a someterse a los mandamientos de Di-s. Cuando dejamos de lado nuestros propios deseos e inclinaciones personales por el bien de la obediencia a Di-s, estamos sacrificando a nosotros mismos por el bien de los cielos. En lugar de ofrecer un toro, una cabra o un cordero a Di-s como un regalo, estamos ofreciendo nosotros mismos.

Por esto el profeta Samuel declaró que la obediencia es mejor que el sacrificio:

Se complace Jhvh tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jhvh? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros”  (1 Samuel 15:22)

A través del profeta Oseas, el Señor declaró:

6Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Di-s más que holocaustos. (Oseas 6: 6).

Yeshua le gustaba citar este verso para probar que Di-s estaba más preocupado por el comportamiento ético que la obediencia ritual superficial.

Él sabía que era importante exhortar siempre porque al hombre le es más fácil preocuparse en hacer un ritual que vivir una vida santa.

El escritor del libro de Hebreos dice:

Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios (Hebreos 13:16).


En el mundo de hoy no hay tabernáculo o templo en el que una persona puede ofrecer un sacrificio. Si queremos dar a Di-s un regalo hoy, ¿qué podemos darle?

Podemos dar mejor regalo que nuestra propia humilde sumisión a su voluntad. Podemos darle el sencillo sacrificio de obediencia agradecida.

Shalom.


Parashot Recientes

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: