ROSH HASHANÁ: ANTECEDENTES Y TRADICIONES


Israel
por

Antecedentes históricos

El SEÑOR le ordenó a Moisés que les dijera a los israelitas: “El primer día del mes séptimo será para ustedes un día de reposo, una conmemoración con toques de trompeta, una fiesta solemne en honor al SEÑOR. Ese día no harán ningún trabajo, sino que presentarán al SEÑOR ofrendas por fuego.” (Levítico 23:23–25).

Uno de los datos más fascinantes acerca de Rosh Ha-Shaná, es que se le considera la celebración de “Año Nuevo.” La verdad es que se celebra cuando se aproxima el séptimo mes del calendario. ¿Acaso alguien cometió un estrepitoso error en sus cálculos?

Veamos, el año bíblico inicia en la primavera con el mes de Nisan (Exodo 12:2). Esto tiene cierta lógica. Es el principio de la temporada de la cosecha nueva.

Sin embargo, los rabinos le han dado un significado tan especial a este Shabat, que eventualmente lo llegaron a considerar como el Año Nuevo “espiritual,” (ya que es el primer día de los días de fiesta de la temporada de Otoño). De ahí también que se deriva un cambio de nombre. Bíblicamente se le conocía como Yom Teruaj (la fiesta del sonido, o de las trompetas), este primer día de Tishri vino a ser mejor conocido como “Rosh Ha-Shaná,” la Cabeza del Año.

Resumiendo en una sola frase, el propósito de este día es el de regresar en unidad a la fe. Puesto que los festivales de Otoño son un llamado a volver a tener una fe pura en Dios. De tal manera que Rosh Ha-Shaná ha venido a representar el día del arrepentimiento. Este es el día cuando el pueblo de Israel hace un inventario de su condición espiritual y realiza los cambios necesarios para asegurarse que el año nuevo que inicia será agradable a Dios.

Es tan importante este día de Rosh Ha-Shaná, que de hecho, todo el mes hebreo que le precede, el mes de Elul viene a tomar un significado propio. Los rabinos enfatizaban que el período de cuarenta días que abarca desde Elul hasta en décimo día de Tishri (Yom Kipur), debería ser un tiempo de preparación espiritual. Esto se basaba en la creencia de que había sido precisamente en el primero de Elul, cuando Moisés había ascendido al Monte Sinaí para recibir el segundo juego de Tablas de la Ley y que descendió en Yom Kipur (Pirke DeRabbi Eliezer 46)

Celebración Judía Tradicional

En las sinagogas, todos los días se toca el shofar, o cuerno de carnero, para alertar a los fieles que el tiempo del arrepentimiento ya se acerca. Muchos varones ortodoxos llevan a cabo una inmersión especial en agua (en Hebreo, tevilá mikvé) para simbolizar la limpieza de sus caminos).

Ya que el tema de Rosh Ha-Shaná es el arrepentimiento, el carácter de la celebración viene a ser un tanto sombrío, pero siempre con un tinte de esperanza debido al perdón de Dios. En el hogar judío tradicional, la noche inicia con la cena festiva que incluye muchos de los platillos tradicionales. Enseguida se acostumbra asistir al servicio vespertino de la sinagoga. Gran parte del día siguiente, se dedica también a la adoración.

La liturgia, la música y las oraciones enfatizan el recurrente tema del arrepentimiento, el volverse a Dios. Ya que este día es un shabat, la mayoría de los judíos toman el día de descanso sin ir a trabajar o a la escuela, para poder guardar el día de la manera correcta.

Los grupos tradicionales, pasan la tarde de Rosh Ha-Shaná cerca de una masa de agua (océano, lago o arroyo), observando el servicio antiguo, Tashlij. La palabra proviene de Miqueas 7:19 donde el profeta promete: “…arroja al fondo del mar todos nuestros pecados.” Para ilustrar esta hermosa verdad, la gente arroja migajas de pan o piedrecillas en el agua y se regocijan en la promesa del perdón de Dios.

Con estos temas en mente, la comunidad judía acostumbra enviar tarjetas de felicitación a sus amigos y familiares con deseos de bendiciones para el Año Nuevo.

La costumbre más notoria es el shofar, la trompeta que se menciona en el texto bíblico. El shofar se toca en la sinagoga con cuatro notas diferentes: tekia (ráfaga), shevarim (notas quebradas), teruaj (alarma) y tekia gedolaj (la gran ráfaga). Estas notas contienen lecciones espirituales. Los rabinos observaron que el shofar se usaba en el mundo antiguo para saludar a un rey. Entonces, de igual manera, en Rosh Ha-Shaná, se dice que todo Israel viene a aparecer delante del Rey de Reyes esperando el juicio personal. El shofar también se sonaba a menudo en la Biblia, para reunir a las tropas que se debían preparar para la batalla (ver Josué 6). En este caso, el shofar es nuestra “alarma de despertador;” una alarma que nos llama venir al tiempo que se nos ha asignado.


Israel

Web designer y amante de la Fotografía, no solo creo en Dios, sino LE CREO A DIOS, alegre, easygoing, despistado y muchas cosas mas... Pero sobre mi no importa, TODO es sobre Yeshúa HaMashiaj.

Artículos Recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: