07. VAYETZÉ | Y SALIÓ

07. VAYETZÉ | Y SALIÓ

ויצא | Y Salió

Torá: Génesis 28: 10-32: 2

Haftará: Oseas 12: 12-14: 10

H:B:H: : Juan 1: 41-51

INTRODUCCIÓN

En esta parashat la palabra Vayetzé “Y salió” el profeta Oseas dice que “huyo” (Os. 12:12) Yaakov escapaba de la ira de su hermano rumbo a la casa de su tío a una distancia de 600 km, para salvar su vida con el pretexto de buscar una esposa, sin saber que ahora con esas decisiones le correspondía tener una esposa del mismo yugo. Nadie sabía que H’Shem estaba dirigiendo los sucesos para tratar con Yaakov y continuar con su obra.

H’Shem a través de la vida de Yaakov nos abre su corazón y nos muestra algunos detalles de la obra de la redención y de su propósito eterno. Debemos tener los ojos espirituales para ver cómo nos revela a su Mesías mediante los escenarios que leemos en la Torá. Como el hijo prometido a Abraham, y el sacrificio de Yitjzak como su máxima ofrenda de amor.

Gen. 28:10 “Y salió Yaakov de Beer-Sheva, y fue para Harán.”

Esta salida de Yaakov representa las tres diásporas que sus hijos experimentarían en el futuro. Una diáspora sufriría el reino del norte, la Casa de Israel y dos diásporas sufriría el reino del sur, la Casa de Judá.

  1. El primer destierro y el más grande es el de las diez tribus, que empezó en el año 722 a.E.C. con la invasión de Asiria. Ese destierro aún continúa. Sin embargo, los profetas hablan de la vuelta en los últimos tiempos de “la casa de Israel”, “la casa de Yosef” y “Efraím” que son los desterrados de las diez tribus, Ez. 37:15-28 ; Is 11:12 ; Jer 3:18; 16:14-16; 23:5-8; 30:3; 31:27-36; 33:7; 50:4-5; Os 1:11; 11:8-11; Zac 8:13, 23; 10:8-12.
  2. La segunda diáspora fue cuando la casa de Judá, el pueblo judío, fue llevado cautivo a Babilonia por 70 años, entre los años 607-537, hasta que volvieron para la restauración del Templo
  3. El tercer destierro empezó en el año 70 E.C. con la destrucción del segundo templo y el año 135 d.C. con Bar Kojba, como todavía no hay Templo no se ha reiniciado el servicio en el tercer templo este destierro no ha terminado completamente.

DE LA HUIDA AL SUEÑO DE YAAKOV

¿Cómo queda alguien después de caminar por lo menos 80 km. de trochas?

Cansado por el viaje Yaakov llega a un lugar y duerme allí. y por medio del sueño H’Shem le reveló la visión de la escalera. En su sueño ángeles subían y bajaban sobre él.  Di-s confirmó el pacto con él mientras dormía con la cabeza sobre una piedra. Por la mañana se levantó con la misma piedra como un monumento y la ungió con aceite.

Es importante distinguir las palabras “piedras” plural del Gen. 28:11 de la palabra “piedra” singular del Gen. 28:18. Esto es el signo de la piedra principal o fundamento que le fue revelado a Pedro y que nos revela al Mesías Yeshúa. “Tú eres el hijo del Di-s viviente” y sobre esta piedra edificare mi iglesia” (Mt. 16:16-18)

El sueño representa la muerte.

Así como Yaakov durmió en Bethel, y soñó una escalera, Así el Mesías durmió el sueño de la muerte y se posó sobre la piedra. A través del “sueño” del Mesías, el Señor reveló la escalera al cielo como el único medio o camino entre Di-s y los hombres. Yeshúa dijo:

  • “Yo soy el camino, la verdad, y la vida, nadie viene al Padre sino por mi” (Jn. 14:6)
  • Pedro predicó “Y en ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres en que podamos ser salvos” (Hech 4:12 )
  • Shaliaj Shaúl escribió a Timoteo: “Porque hay un solo mediador entre Di-s y los hombres, Yeshúa Hamashiaj hombre” 1 Tim 2:5.

Esta escalera nos enseña sobre el sufrimiento expiatorio del Mashiaj y la muerte (el descenso) y su resurrección triunfal (el ascenso). Ángeles subían y bajaban sobre él, y cuando se levantó, la piedra que cubría la tumba fue movida como evidencia de su resurrección y de la redención del hombre. El fundamente esencial del Evangelio es la muerte, sepultura y resurrección de Yeshúa conforme a las Escrituras. 1 Co 15:3-4

La piedra sobre la que descansaba la cabeza de Yaakov se convirtió en el símbolo de las promesas concedidas en el sueño. Yaakov levantó la piedra para marcar el lugar donde se había producido el encuentro con Di-s, para consagrar la piedra como un sitio sagrado, Yaakov derramó una libación de aceite por encima. Tenía la intención de volver allí y adorar a Di-s en el futuro. Más adelante en la Torá, nos dice que Moisés consagró cada implemento y el mobiliario del Tabernáculo través de unción: “Y lo ungirás, para santificarlo” (Éxodo 29:36).

Esta es la primera ceremonia de unción en la Torá, y que alude al Mesías, el Ungido. El Midrash dice que Yaakov ungió la piedra con aceite para indicar que en el futuro sus descendientes serían ungidos para el sacerdocio y para la realeza.

¿Dónde sacó Yaakov el aceite de la unción?

Una posible, es que en la antigüedad por el viaje y el ambiente las personas siempre llevaban un odre de aceite para protegerse de la luz del sol y del calor del desierto.

Gen. 28:13b-14 “la tierra en que estás acostado te la daré a ti y a tu simiente. Y será tu simiente como el polvo de la tierra, y te extenderás al occidente, y al oriente, y norte y al Sur (aquilón, y al mediodía) y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente”

Estas promesas que Di-s le hace a Yaakov son las promesas que Di-s antes le hizo a su abuelo Abraham (Gen. 12:1-3; 17:4-8; 22:16-18) y a su padre Yitjzak (Gen. 26:3-4).

Hay grandes enseñanzas escondidas en estas pocas palabras, sobre el poder de Di-s en hacer todas las cosas que escapan a nuestra comprensión. Sobre su poder elegir a quienes hace promesas. Todo esto se originan en Di-s, pero a H´Shem le plació a escoger a Yaakov para transmitir estas bendiciones.

Aquí, Di-s revela que ha escogido a Yaakov para ser el que transmite el linaje y por él vendrían las bendiciones. Es el más alto honor que Di-s hace a un hombre, especialmente a un hombre tan complicado como Yaakov.  Si Di-s escoge a quien él quiere escoger. ¿Quiénes somos nosotros para cuestionar su selección?

Aquí H´Shem le hace a Yaakov tres grandes promesas:

  1. Di-s les dará la tierra a Yaakov y a sus descendientes.
  2. Que los descendientes se extenderán en todas direcciones para poblar el mundo Di-s hace esta promesa cuando Yaakov aún es soltero.
  3. Que Di-s bendecirá a todas las familias de la tierra a través de los descendientes de Yaakov.

Aquí Di-s le hace estas promesas a Yaakov cuando huía de la tierra, aquella tierra que H’Shem le prometió a Abraham cuando este llegaba y se asentaba en ella.

Y ahora Yaakov se convirtió en el hombre distinguido de la historia del pueblo hebreo, aquel que conecta el pasado con el futuro, de ser un hombre desconocido y desplazado a ser el principal personaje tanto que su nombre es usado para identificar a Di-s como “El Di-s de Yaakov” y el de toda una nación, como “El Di-s de Israel”.

Gen. 28:15a “Y he aquí, yo soy contigo, y te guardaré por donde quiera que fueres, y te volveré a esta tierra”

Yaakov deja su tierra, camino a Harán, el antiguo hogar de su abuelo Abraham, pero Di-s le asegura que las promesas que aquí recibe son buenas y que no importa el lugar adonde el viaje H’Shem estará con él.

H´Shem cuidará de su salida y de su entrada, Estará con él donde y con quien él estuviere todo el tiempo. Las riquezas de Yitjzak ahora le pertenecen a él y no a Esaú, y ahora caminará con la confianza de que H’Shem ira con el siempre.

La misma raíz de esta promesa la vemos cuando Yeshúa le encarga a sus discípulos a llevar el Evangelio de las Buenas Nuevas de Salvación a todas las naciones, tomando las mismas promesas del pasado para proclamarlo hasta el futuro diciendo:

“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” Mt. 28:19-20

Gen. 28:15b “porque no te dejaré hasta tanto que haya hecho lo que te he dicho”

H’Shem prometió a Yaakov, las bendiciones, la seguridad y protección donde fuere el tiempo que sea, y volverlo a su tierra. Ahora pasarán veinte años antes que regrese a ella. También podemos entender lo que H’Shem hará con Israel cuando los regrese después de dos mil años de diáspora hasta que todos los hijos de Israel vuelvan a la Tierra prometida.  Esta escrito:

“Venid y volvamos a Jhvh; porque él arrebató, y nos curará; hirió, y nos vendará. Nos dará vida después de dos días; en el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de él” (Os 6:1-2 )

“Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento”. (2Ped 3.8-9 ).

“hasta tanto que haya hecho lo que te he dicho.”

Estas palabras dichas a Yaakov fueron en parte cumplidas, pero serán completas después de muchas generaciones. Hasta hoy H’Shem sigue trabajando con sus descendientes y con las naciones de la tierra, pero aun así H’Shem estaría con él toda su vida, y así fue.

De la misma manera el Señor sigue tratando con nosotros porque “…el que comenzó en nosotros la buena obra, la perfeccionara hasta el día de Yeshúa Hamashiaj” (Fil 1.6) y no nos ha dejado en ninguna circunstancia, aunque no podamos notarlo.

“YO SOY CONTIGO”

Esta es una promesa que antes le hizo Di-s a Isaac (Gen. 26:24), y una que Di-s hará a Moisés (Éx. 3:12) y a Josué (Josué 1:5) y a Gedeón (Jue. 6:16) y a Jeroboam (1 Re. 11:38) y a Israel (Is 41:10; Hageo 1:13) y a Jeremías (Jer. 1:8). También es una promesa que Yeshúa hizo a sus discípulos (Mat. 28:20; Hec. 18:10).

EL DESPERTAR DE YAAKOV

Gen. 28:16 -17 “Y despertó Yaakov de su sueño dijo: Ciertamente Jhvh está en este lugar, y yo no lo sabía. Y tuvo miedo, y dijo: ¡Cuán terrible es este lugar! No es otra cosa que casa de Di-s, y puerta del cielo.

Cuando Yaakov escogió donde acampar, era simplemente porque anochecía y ahí es donde se encontraba en ese momento. No sabía que se trataba de un lugar sagrado porque allí apareció Di-s. La presencia de Di-s es lo que hace sagrado el lugar.

“Y tuvo miedo” (Gen. 28:17a). El miedo es una repuesta común a la presencia de Di-s (Gen. 3:10; 18:15; 42:18).

“¡Cuán terrible es este lugar!” (Gen. 28:17)  La palabra hebrea para “terrible” es “vayer”  indica pavor, reverencia, temor. Yaakov tiembla en este lugar porque allí estaba la presencia de Di-s.

Y la palabra hebrea para “lugar” es makom. בַּמָּק֜וֹם [1 Esta palabra se repite hasta seis veces en el contexto, es importante ver como es identificado por los patriarcas.  En Gen. 22:3-4 Abraham lo llamó Monte Moriá. Yitjzak lo llamo “campo” pero Yaakov después de este encuentro con el Omnipotente lo llamó “Casa de Di-s y puerta del Cielo” (Gen. 28:17). Algunos rabinos dicen que Yaakov durmió en el lugar donde iba a ser construido el futuro templo.

EL PACTO DE YAAKOV

Gen. 28:20-22  20 E hizo Yaakov voto, diciendo: Si fuere Di-s conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, Jhvh será mi  Di-s. Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Di-s; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti”.

“Si” Esta expresión no indica condicionar a H´Shem para aceptarlo como Di-s, sino una respuesta de asombro que no se había dado cuenta que H’Shem estaba detrás de todo, de manera que su respuesta es más una afirmación que una condición en forma retórica, es como decir:

“Si H’Shem está en este lugar debo consagrarlo con esta piedra como Casa de Dios. Y si El va conmigo y provee mi sustento y seguridad entonces Él debe ser mi Di-s y de todo lo que me dé, debo darle el diezmo”

Gen. 28:22 “el diezmo apartaré para ti”

El Diezmo, la circuncisión y el sacrificio, es mucho más antes que Moisés recibiera la ley.  Deut. 16:22, aquí y Deut. 16:22, Aquí vemos que H’Shem nos da una señal de que entendamos que todo lo que tenemos le pertenece a él.

Los capítulos 29 al 32 nos relatan la complicada vida entre la alegría de encontrar a la esposa amaba, y sobrevivir veinte años de ser engañado, explotado, aborrecido y perseguido, hasta volver a la casa de sus padres, y a la Tierra prometida.

Es muy grandioso ver cómo el Señor le asegura a Yaakov su presencia cuando sale de su casa, le dice “Yo estoy contigo” (Gen. 28:15) y cuando vuelve a ella y le reciben Ángeles en Mahanayin. “Campamento de Di -s”. (Gen. 32.2)

También es sorprendente ver a Yaakov un hombre tan complicado por sus actitudes, pero que H’Shem lo eligió y estuvo a su lado en todo tiempo y en toda circunstancia de su vida.

H’Shem ha sido fiel cumpliendo sus promesas, guardando su vida en todo momento, protegiéndolo de otros y proveyéndolo en abundancia. Salió solo con un palo y su mochila, y regreso cargado de riquezas. Di-s trató con el carácter de Yaakov ahora dependía de él, y debía continuar con sus promesas, de multiplicarlo y ser bendición todas las familias de la tierra.


Parashot Recientes

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: