40. BALAK

40. BALAK

Parashá:            Balak

Torá:                   Bamidbar / Números 22:2-25:9

Haftará:            Miqueas 6

Los Escritos Mesiánicos:

2 Pedro          2:1-22
Judas             11
Apocalipsis  2:14-15

 

La historia de Balaam y Balac, 22:2–40.

Balaam era un adivino, aparentemente de renombre, de Siria o de Padán-Aram, cerca del río Eufrates (el río mencionado en 22:5). Cómo llegó a conocer a Jhvh no lo sabemos, pero el relato lo presenta varias veces como uno que por lo menos conoce a Jhvh. “JHVH mi Di-s”  v.18

Aunque Balaam tiene el nombre de ser un gran vidente, resulta que su asna (un animal notado por su terquedad y estupidez) demuestra más perspicacia espiritual que él. Y aunque Balaam persiste obstinadamente en su intento de maldecir a Israel, Jhvh lo utiliza como su instrumento para bendecir al pueblo (ver Deut. 23:5; Jos. 24:10) y para anunciar promesas del futuro glorioso de Israel. Aun pronuncia una profecía que los judíos interpretaron como una profecía mesiánica (24:17).

 El significado de Balaam.“señor” o “devorador”, hijo de Beor, o en la forma caldea Besor,  “destrucción.

El carácter de Balaam (Cap. 22–24)

 La Biblia nos da dos opiniones sobre él.

  1. En Números, los capítulos 22-24 nos dice algo positivo de èl. Es un profeta de Jhvh que fielmente anuncia la palabra de Jhvh, a pesar de los grandes incentivos ofrecidos por los enemigos del pueblo de Di-s de hacer otra cosa.
  2. Pero otros pasajes, como Números 31:8, 15, 16; 2 Pedro 2:15, 16; Judas 11; y Apocalipsis 2:14, lo condenan rotundamente. Registran que por el consejo de Balaam de traer a las hijas de Mdian que involucraron aje clave es Números 31:16, que dice que las hijas de Madián involucraron a los israelitas en la idolatría, que trajo como consecuencia la ira divina sobre Israel.

 

Indicios en los capítulos 22–24 dicen del carácter de Balaam no es del todo bueno.

  1. Hipocresía disfrazada de humildad.Desinterés por el dinero. La afirmación de Balaam en 22:18 de que ni una casa llena de plata y oro puede desviarle de declarar la palabra de Jhvh da la impresión de que Balaam no tiene ningún interés en la ganancia material. Era una costumbre en el antiguo Medio Oriente, poder fingir una actitud de indiferencia por el dinero como una táctica astuta para obtener un precio más alto. Ejemplo,

            Efrón el heteo lo hace para obtener un precio exorbitante de Abraham por la

            cueva de Macpela). (Gén. 23:11–1)

            Fidelidad de hablar la Palabra de Di-s. El énfasis continuo de Balaam en que

            no puede hacer nada más que anunciar la palabra de Jhvh. Puede indicar:

  1. Su trabajo es muy especial. Sus palabras son solo lo que Di-s dice.
  2. Sus profecías son muy caras porque son de Di-s y son muy determinantes.
  3. El valor de Balaam. era muy caro. Pero aceptaba honorarios del adivino (22:7; Jos. 13:22) También usaba encantamientos (23:23; 24:1). En Deut 18:9–12, los adivinos y encantadores son una abominación a Jhvh (1 Sam. 15:23; 2 Rey. 17:14–17). Entonces hay indicaciones aun en Números 22–24 de que Balaam no era el santo que algunos intérpretes han pensado.

Era un profeta exclusivo: Balaam fue el instrumento que Di-s usó

  • para anunciar profecías impresionantes en cuanto al futuro de su pueblo,
  • profecías sobre los que le contrataron para maldecir.
  • Anuciar la venida del Mesías.
  • También nos deja ver la banalidad de un mal profeta. Su carácter engañado, nos dice que el ser usado como profeta no debe ser un privilegio extraordinario, Di-s que puede usar un animal como un hombre, que va en contra de los propósitos divinos.
  • El énfasis en el relato cae sobre el poder de Dios, no sobre la santidad ni la aptitud del instrumento usado.

 

LOS PROFETAS EN LA BIBLIA

En la Biblia encontramos varias veces que hubieron falsos profetas y hombres impíos, que podian predecir acontecimientos

  • Deut. 13:1–5;  que desviaban  al pueblo de Di-s de sus leyes.
  • 2 Crón. 35:20–24; Necao un egipcio pagano contra un siervo de Di-s. Este caso es muy contradictorio. Pero muy aleccionador.
  • Juan 11:51, 52). Caifás un mal sacerdote que profetizo la muerte deYeshua.

Profetizar no garantiza que la vida espiritual del profeta sea de agrado al Señor.

Ni profecías ni otras señales pueden garantizar el carácter ni la santidad del que las hace (ver Exo. 6:11, 12; 1 Sam. 19:23, 24; Hech. 8:9, 10; 13:6; 19:13–16; Apoc. 13:11–15).

 

Aunque Balaam sólo decía lo que JHVH le había mandado, su espíritu era perverso. Quería recibir la recompensa que le había ofrecido Balac, rey de Moab (2 Ped. 2:15, 16). Aunque al fin reconoció que no podía maldecir a Israel contra la bendición de Jhvh, si aconsejo a los moabitas y madianitas cómo podían ponerle una trampa (Núm. 31:15, 16; Apoc. 2:14).

Así logró que Jhvh mismo mandara su maldición sobre Israel como castigo por su pecado.

Balaam es el ejemplo trágico de uno que quiere servir a Jhvh y al mundo a la vez. Quería obedecer a Di-s, pero también quería tanto la recompensa que el mundo le ofrecía que se comprometió con el mundo para recibirla.

Yeshua dijo: No podéis servir a Di-s y a las riquezas (Mat. 6:24; Luc. 16:13).

Shaliaj Shaul escribió: 1Timoteo 6:6–11: huir de (entre otras cosas) del “amor” al dinero, porque es la raíz de todos los males.

Shaliaj Yaackov escribió “ hacerse amigo del mundo es hacerse enemigos de Di-s. Stgo 4:1-8.

 

Los errores de Balaam  Caps. 22–25

Muchos de los errores que cometemos en el caminar en el Señor es por no confiar en el Señor. Podemos relacionarnos con Dis sin confiar en él como Salvador y sobre todo como Señor en nuestras vidas. Saber que Di-s existe pero no mantener una relación vital con él. ¡Necesitamos confiar en él!

a)      Balaam tuvo una vida singular. Su nombre aparece 62 veces en ocho libros de la Biblia. Se le recuerda como un adivino, un mago. Vivía en la antigua Babilonia a unos 600 km. al noreste del mar Muerto. Era un hombre dotado, y Di-s declaró, por su intermedio, varias hermosas profecías tocantes a Israel y a Yeshua.

b)      Balaam tenía conocimiento de Di-s, pero nunca cambió su vida. 2 Pedro 2:15; Judas 1:11; y Apocalipsis 2:14 nos presentan el “lado oscuro” de la vida de Balaam.

c)      Yeshúa nos previno contra los “falsos religiosos” en Mateo 7:21–23.

 

d)      Podemos saber la voluntad de Di-s y no hacerla. Esto es un gran desatino. Balac de Moab temía a Israel. Envió mensajeros con promesas de favores y dinero a Balaam para que viniera y maldijera a Israel. Este sabía la voluntad de Di-s para Israel, pero decidió actuar según sus propios intereses.

¿Podemos preguntar acerca de la voluntad de Di-s cuando ya la sabemos?

 

Di-s mandó a Balaam que no acompañara a la delegación especial del rey Balac de Moab. Balaam les dijo: “Di-s dice que no puedo ir”. La delegación regresó a su rey quien envió una delegación más grande con una oferta mejor para Balaam. y ¡le encantó la oferta! El quería las riquezas, la honra y también maldecir a Israel, aunque Di-s se lo había prohibido. Pero tenía la esperanza de que Di-s cambiaria de pensar.

 

e)      Queria que Di-s cambie su voluntad. Cuando Balaam le dijo a Di-s de la delegación más grande, Di-s le respondió: “Si los hombres han venido a llamarte, levántate y ve con ellos. Pero sólo harás lo que yo te diga” (22:20).

 

f)       Podemos salvar obstáculos para lograr nuestros propios fines, esquivando así la voluntad de Di-s.

Balaam viajó en su asna 600 km. para ver al rey de Moab. En el camino, un ángel de Di-s lo interceptó. El asna se salió del camino y se pegó contra una cerca, apretándole la pierna.

 

Finalmente el asna se acostó para evitar que el ángel los matara con la espada. Tres veces Balaam azotó al animal, quien al final le dijo:” ¿Qué te he hecho para que me hayas azotado estas tres veces? (22:28). El profeta le respondió:¡Porque te burlas de mí! ¡Ojalá tuviera una espada en mi mano! ¡Ahora mismo te mataría! (22:29). Luego, los ojos de Balaam fueron abiertos.

 

g)      Balaam había oído que Di-s le decía: No vayas. Luego, el comportamiento del asna era una señal. Después, al ver el ángel, le dijo: Si esto te parece mal, yo me volveré. El ángel le respondió: Ve … pero hablarás sólo la palabra que yo te diga” v. 34

Balaam se encontró con Balac. Balac llevó a Balaam a tres lugares distintos y en cada uno Balaam ofreció un sacrificio a Dios tratando de “persuadirle” que cambiara su voluntad. Nunca pudo maldecir a Israel y Balac le gritó: ¡Ahora lárgate a tu lugar! Pero Balaam se quedó esperando recibir su pago.

h)      III. Cometemos desatinos cuando persistimos en tratar de hacer nuestra propia voluntad aunque ésta perjudique la causa de Di-s. La gran “bonificación” que Balac había ofrecido a Balaam no podía ser olvidada. Balac y Balaam organizaron una gran “fiesta” para los hombres de Israel y las mujeres madianitas y moabitas que causó estragos en Israel (Núm. 31:16, 17).

i)       La idolatría es un pecado que muchos cometen. Israel se sometió a Baal en la frontera a la tierra prometida. La inmoralidad es otro pecado que seduce. Leemos en el cap. 25 de la muerte de 24.000 hebreos que murieron por la trágica estrategia de Balaam.  Nuestrass emociones son el campo mas sutil y frágil por el que la mayoría de hombres y mujeres fácilmente caemos.

j)       Anteriormente, Balaam había afirmado que quería morir la muerte de un hombre justo (23:10). No sucedió así. Murió como un pagano cualquiera bajo las manos del pueblo de Di-s a quien afecto. (Jos. 13:22).

Balaam cometió grandes desatinos. Nosotros podemos evitarlos si nos sometemos a Di-s y andamos por sus caminos


Parashot Recientes

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: