22.-23. VAYAKEL-PEQUDEI / CUENTAS-Y CONVOCÓ

22.-23. VAYAKEL-PEQUDEI / CUENTAS-Y CONVOCÓ

INTRODUCCIÓN

Moisés volvió de la cima del Monte Sinaí, que irradiaba la gloria de Dios. Tan pronto como llegó al campo, él “reunió a toda la congregación de los hijos de Israel”

Esta porción de la Torá toma su nombre de la primera palabra Hebrea de Éxodo 35: 1, “vaykhel.” El verbo Kahal (קהל) medios “de montar,” así vaykhel (ויקהל) significa “y reunió.”

Como sustantivo, la palabra hebrea kahal significa “montaje”, “congregación,” o “comunidad”.
Esto  nos lleva de inmediato en algunos pensamientos:

  1. El descenso de Moisés al final de la Parashá anterior alude a la segunda venida del Mesías. Al igual que Moisés reunió a Israel en el momento de su aparición, cuando el Mesías regrese, juntarán a todo el pueblo de Israel de los cuatro rincones del mundo. Entonces toda la nación de Israel se llama la congregación del Mesías.
  2. Moisés volvió a bajar con las dos tablas del pacto que Di-s renovó con Israel, por la intercesión de Moisés después que Israel peco con el becerro de oro.
  3. El pueblo de Israel recibió una tarea de parte de Di-s, de hacer el tabernáculo para que Su gloria viniera a morar en medio de ellos. Debían hacerlo como Di-s mandaba, no como ellos lo hicieron y terminaron en la idolatría del becerro de oro. El pueblo tenía que poner todo su empeño a fin de llevar a cabo el proyecto.
  4. Di-s había capacitado a las personas que iban a trabajar en la construcción del mismo. Al terminar la tarea asignada hubo gran gozo por la labor que habían realizado.

 

LAS CONTRIBUCIONES VOLUNTARIAS 35:1–36:7

Después de que el pueblo vio la misericordia y el perdón de Di-s revelados desde la confirmación del pacto, llegó el momento de iniciar la construcción del tabernáculo. Les recordó una vez más, que aun en el caso de este importante proyecto, sólo se les permitiría trabajar durante los seis días de la semana indicados. El Shabat era un día de reposo dedicado a Jhvh (35:1–3).

  1. El Shabat sería más importante que edificar el tabernáculo. H´Shem hizo su última creación el Shabat y reposo de toda su obra que había hecho Es un tiempo dedicado a H´Shem.
  2. El Shabat no viene con la Ley de Di-s, ni es solo para los judíos. El Shabat viene desde la creación a favor del hombre para que vuelva a Di-s, No había judíos ni gentiles. Después que salieron de Egipto y caminaron por el desierto antes que venga la Ley y los mandamientos debían guardar un día para Di-s. como fue con el mano del capítulo 16 de Éxodo.
  3. El Shabat es el día para estar con Di-s, conocerlo, disfrutar de su comunión y recibir sus bendiciones. No guardar ese día Shabat, es como despreciar su persona, sus bendiciones y perdemos las fuerzas.

 

LOS MATERIALES PARA EL TABERNACULO

Los materiales para el tabernáculo se reunieron a base de ofrendas voluntarias.

Esto fue una respuesta increíble.

  1. Habían antes dedicado su oro para la idolatría, ahora de todo lo que tenían debían dedicarlo a Señor.
  2. Era una actitud de gratitud por el perdón que habían recibido por su idolatría,
  3. También los artesanos que lo construían trabajaban voluntariamente. El Señor impulsó al pueblo para que todos contribuyeran generosamente.
  4. Respondieron con gran entusiasmo, de tal manera que llegado el punto fue necesario decirles que ya no trajeran más porque ya había más que suficiente para la realización del proyecto y sobraba. (35:4–36:7).

Al concedérseles la oportunidad de presentar las ofrendas a Di-s, se les dijo que “todo generoso de corazón” traería a Jhvh los materiales necesarios para la construcción. Esta ofrenda generosa fue dada en el desierto, después de la salida de Egipto. Antes del éxodo no habrían tenido tanta abundancia de bienes en sus casas.

Esta gente ofrendó en forma generosa porque reconoció su deuda para con Di-s. ¿Cuánto daríamos nosotros frente a una situación semejante hoy? ¿Tenemos nosotros una deuda mayor o menor que la de ellos? ¿Cuánto le debemos a Di-s? ¿Estaríamos dispuestos a presentar una ofrenda tan generosa como la de ellos para la obra de Di-s? ¿Por qué? ¿Merecemos el título de generoso de corazón?

LA CONSTRUCCION DEL TABERNACULO 36:8–39:31

Al completar las ofrendas, el pueblo comenzó a construir el tabernáculo.

Primero hicieron las cortinas y la estructura (36:8–38).

Después se dedicaron a la construcción del mobiliario (37:1–38:8).

El paso siguiente se hizo el atrio para el tabernáculo (38:9–20).

Moisés hace un resumen de las grandes cantidades de metales preciosos que se utilizaron en la construcción (38:21–31).

Por último, confeccionaron las vestiduras para el ministerio de los sacerdotes (39:1–31).

 

LA FINALIZACION DE LA OBRA 39:32–40:33

Al completar el proyecto, se trajeron todas las piezas a Moisés para su inspección (39:32–43). El trabajo hecho agradó a Moisés porque se había realizado precisamente conforme a lo que el Señor había mandado (39:42–43).

Después de inspeccionar las piezas, Moisés dirigió al pueblo en la colocación de las mismas (40:1–33). De nuevo, Moisés observó que todo había sido hecho exactamente como Di-s les había mandado.

Tan importante era hacerlo de esa manera que lo repite ocho veces “Tal como H´Shem había mandado ( 40:16; 19, 21, 23,25, 27, 29, 32.)

El valor del tabernáculo dependía del cumplimiento exacto de los requisitos que Di-s había establecido. No importa quién lo construyera o quién oficiara los ritos establecidos, Di-s exigió que siguieran Sus indicaciones al pie de la letra. Un edificio, un sacerdocio y una serie de ritos religiosos no son suficientes para asegurar la comunión con Di-s.

Di-s requiere que Su pueblo confíe en El y que obedezca Sus mandamientos. Por eso, se puso tanto énfasis en que todo se hiciera como Jehová mandó.

También hoy en día, para acercarse a Di-s y gozar de Su comunión, tenemos que presentarnos delante de El en la forma que Él nos ha enseñado. ¿Cuáles son las bases para entablar esta comunión con Di-s hoy? ¿Cómo podemos acercarnos a Él?  Está escrito en Hebreos 4:14-16;

“Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Yeshúa el Hijo de Di-s, retengamos nuestra profesión. 15Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. 16Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro”

Y en Hebreos 10:16-25. Basado en la figura del sacerdocio levítico y de los profetas nos dice:

Este es el pacto que haré con ellos Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré, 17añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones. 18Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado. 19Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Yeshúa Hamashiaj, 20por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, 21y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Di-s,22acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. 23Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. 24Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; 25no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

¿Habrá algún impedimento para que usted se acerque a Di-s para gozar de la comunión con Él? ¿Qué debe usted hacer ahora para asegurar una continua comunión con Él?

LA INAUGURACION DEL TABERNACULO 40:34–38

Al terminar la obra, la gloria de Di-s llenó el tabernáculo, Este momento fue el gran clímax de todo el proceso de construcción. Hasta ese momento sólo había sido otro proyecto de construcción, pero ahora se tornaba en algo completamente distinto. Antes de que la gloria de Di-s lo llenara, a los artesanos y obreros se les había permitido moverse libremente en el tabernáculo.

Cuando la gloria de Di-s lo llenó, ni siquiera Moisés podría entrar. A partir de ese momento, este tabernáculo se convertiría en un lugar único, diferente de cualquier otro sobre la faz de la tierra. Este era el lugar donde Di-s moraría en medio de Su pueblo.

El tabernáculo fue lleno de la gloria de Jhvh Mismo, una revelación infinitamente brillante de la grandeza de Di-s. Solamente las capas de las cortinas protegerían al hombre pecador de ser consumido por la revelación de la gloria de Di-s.

 

LA GLORIA DE ADONAI LLENÓ EL TABERNACULO Y ESTABA A LA VISTA DE TODO ISRAEL

El Éxodo revela una parte emocionante del plan de Di-s. Se cumple la promesa que había hecho a Abraham y a sus descendientes de que haría de ellos una gran nación.

  • Di-s libró a Su pueblo de la esclavitud en Egipto y les constituyó en una gran nación.
  • Les redimió por medio de la sangre de un cordero e hizo de ellos Su propio pueblo (1–13).
  • Después de haberles redimido, no les abandonó a la deriva.
  • Les guio hacia la tierra prometida y en el transcurso del camino les enseñó Su voluntad para con ellos (13–18).
  • Estableció con ellos un pacto que gobernaría sus relaciones con El, y entre ellos mismos.
  • Les enseñó a seguir sus mandamientos y a confiar en El (19–24).
  • Les proveyó de todo aquello que les hizo falta en cuanto a sus necesidades físicas.
  • Les enseñó cómo comportarse en medio de un mundo pagano.
  • Finalmente, les reveló el camino para poder gozar de la comunión con El Mismo y para adorarle en espíritu y en verdad (25–40).

El libro del Éxodo fue escrito para recordarles del lugar del cual Di-s les había librado. Debían así darse cuenta de lo cuantioso de su deuda con El.

Tuvieron que reconocer su necesidad de depender de Di-s día tras día.

Además, debieron someterse a la autoridad de Di-s sobre ellos; confiar en Él, servirle y obedecerle en todo.

El libro concluye con una nota triunfal. Di-s mora en medio de ellos, Su pueblo. Se revela a ellos diariamente. El pueblo de Di-s se encuentra preparado para entrar en la tierra que les ha prometido. Tomar posesión de la tierra prometida y gozar de la comunión con su Di-s en la tierra que les ha dado es ahora la meta del pueblo de Israel


Parashot Recientes

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: